domingo, 15 de noviembre de 2009

Como una bitchigótica amórbida

A mediodía no sabía cuánta sal echar a la ensalada ni si aquel nudo en el estómago era de hambre o de nostalgia.

2 comentarios:

El Buscador de Miradas dijo...

Era de nostalgia. El recuerdo de los filetes con patatas arraiga en el subconsciente.

Topanga dijo...

El secreto está en la masa.

Publicar un comentario en la entrada

Escríbeme. Es gratis.