jueves, 4 de diciembre de 2008

352 bits de poesía

Seguramente muchos de vosotros estaréis interesados en conocer algo más acerca de mí: quizás qué tipo de películas veo, cuántas veces al año me ducho, incluso los centímetros que abarca mi perímetro pectoral. Puesto que me parece excesivo facilitaros tantos datos a un mismo tiempo, por hoy bastará con que os comente cuál es mi libro preferido. En efecto, la narración que más veces he leído por su transfondo alegórico ha sido la "Guía Práctica para usuarios de Windows XP (Home Edition)". Donde otros ven una maraña de tecnicismos informáticos, como MS-DOS o desfragmentador de disco, yo encuentro voces rebosantes de lirismo. Tanto es así que, en el transcurso de una conversación cualquiera, no puedo resistir la tentación de citar algún que otro fragmento. En concreto, el párrafo que más me remueve las entrañas es el que sigue: "Existe la posibilidad de seleccionar distintos sangrados para distintas zonas del documento, evitando así tener que desplazarse con el cursor cada vez." Con estas palabras Miguel Pardo Niebla hace alusión a la, relativamente reciente, nueva forma de entender la guerra. El terrorismo, simbolizado a través del sangrado, amenaza con su rápida expansión a lo largo y ancho del planeta, que figura en el texto bajo la imagen de un documento escrito. Las tradicionales operaciones militares (el cursor) se vuelven obsoletas en el siglo XXI. La piel de gallina.

4 comentarios:

iiioiii dijo...

Para Navidad te regalo el manual de Windows Vista.
OOOooooooh.

Topanga dijo...

Gracias, yo a ti un bozal.

P.D.: somos enanos a lomos de gigantes.

Tordon dijo...

Sí, apasionante.
Yo, con las instrucciones del mP3, hasta lloré.
¡Cómo molas,Topanga Lawrence!

Edu Galán dijo...

Lovely, Topanga, Lovely.

Publicar un comentario

Escríbeme. Es gratis.