domingo, 2 de noviembre de 2008

Politonos adocenados, amores fraudulentos

1 comentario:

Señor Insustancial dijo...

¿Y lo dices ahora que me he gastado un pastizabal apuntándome al Club Zed ese para que te mandaran todo tipo de poemas de amol?

Que corazón más nigger tienes Topanga...pero qué nombre más hipnótico. Como decían los Manos de Topo:

No hay ni una prueba contra la comunidad de vecinos,
tienes derecho a otra llamada cuando dejes de jugar conmigo.
No hay ni una prueba contra el que antes era mi amigo,
manda la palabra poema al 7575.
No hay ni una prueba contra mi abogado de oficio,
tienes derecho a otra llamada para pedir auxilio.

Un saludo y que lo sigas morreando

Publicar un comentario en la entrada

Escríbeme. Es gratis.