jueves, 15 de octubre de 2009

Alucinaje

Después de esta charla a los astrounautas de Washington D.C. en la que explicó una regla mnemotécnica para distinguir las fases lunares (la luna creciente tiene forma de "d", mientras que la luna menguante o decreciente se asemeja a una "c"), el abuelo Lawrence se dirigió a la estación meteorológica de la Antártida, donde reveló a los tíos de bata blanca que "hace un frío del carajo cuando el grajo vuela bajo; en este caso, el pingüino". Tan aplaudidas han sido sus conferencias alrededor del planeta que la Academia Sueca está replanteándose arrebatarle el Nobel de Física a Charles K. Kao para otorgárselo a él.

3 comentarios:

El Buscador de Miradas dijo...

Tu abuelo pierde el tiempo, el astronauta no tiene ni remota idea de spanglish.
Donde pone Luna debería ir Moon, y de lo otro, pues no sé si en inglés también se cumple esa máxima. Investiga y me lo cuentas.

Jim Halpert dijo...

Los Risketos luego van directos a las cartucheras y es cuando vienen los madres mias.

Kub520+ dijo...

De la Academia Sueca se puede esperar cualquier cosa.

Publicar un comentario en la entrada

Escríbeme. Es gratis.