jueves, 3 de julio de 2008

Camarón, un monstruo


Hoy tuve que sacar la roña al uñero de mi abuelo. En esos momentos de sufrimiento recordé el pelo de Camarón por su semejanza con el estropajo Nanas. Eso es todo.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Ja, ja, ja. Se parecen. Yo me parezco más a una balleta vileda. XD

Publicar un comentario en la entrada

Escríbeme. Es gratis.