viernes, 3 de octubre de 2008

La dieta de Willendorf

¿Qué significa el título “Sin tetas no hay paraíso”? Sé que muchos de vosotros os lo habréis preguntado en alguna ocasión, puesto que la mayoría de los lectores asiduos a este blog sois una panda de canis asilvestrados (uh, lo peor de lo peor). Incluso os habréis atrevido a aventurar alguna pseudoexplicación, del tipo: los guionistas de la serie quisieron transmitir la idea de que algunas mujeres se valen de la explotación de su cuerpo para abrirse paso en el reino de la opulencia. Lo cierto es que mis conjeturas tiran por otros derroteros… Sí, particularmente creo que el señor con bigote adicto a los puticlubs de carretera que creó esta serie tenía tan pocas luces que el único pensamiento que quería divulgar era la necesidad de que los burdeles garantizaran que las putas del lugar fueran auténticas féminas; se había cansado de que le dieran gato por conejo. Así que, en un primer momento, bautizó la serie con el nombre “Sin tetas no hay coño”. No obstante, los productores le exigieron un poco de decoro porque no creían conveniente ensuciar una cadena tan elegante como Telecinco con un título tan vulgar. El señor con bigote acató sus órdenes y decidió rebautizar la serie como “Sin tetas no hay paraíso”; digamos que cambió “coño” por “paraíso” y todos aplaudieron su ingenio. Sea como fuere, esta no formará parte del grupo selecto de series que asciendan al paraíso televisivo. “Sin tetas no hay paraíso”, como mucho, se quedará en el limbo por los siglos de los siglos... Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escríbeme. Es gratis.