viernes, 6 de marzo de 2009

Cuando la bella durmiente entró en coma

Durante la vigésima revuelta comunista que tenía lugar en la villa romana, un simio octópodo se alzó con el control repentino de todo un ejército de buitres. Se valió tan solo de un olifante para llamar a filas y los bichejos acudieron al estrépito como a la carne pútrida. Al cabo de tres minutos desestabilizaron la ley de la gravitación universal y sacaron con sus garras las macetas de las casas vecinas a través de angostos compluvios. Ningún soldado se armó de valor para tomar represalias contra ellos, pues en sus picos resplandecía una indolencia renacentista capaz de derretir las piruletas de un bebé obeso y cojitranco.

10 comentarios:

El Buscador de Miradas dijo...

¿Y qué música le pones a esto? :)

La bella durmiente entró en coma por culpa del simio octópodo, y hasta aquí puedo decir.

lunatica dijo...

Y solo les costo entonces 3 minutos...

Topanga Lawrence dijo...

Buscador: ¿qué música le pondrías tú? Por cierto, el simio octópodo apareció cuando la bella durmiente entró en coma. ¡No entiendes nada! Me has decepcionado. Muajajaja.

Lunática: los mayores desastres suceden en un lapso de tiempo mínimo.

iiioiii dijo...

Despues de leer lo del bebé obeso y cojitranco se me quitaron las gans de hacer los bocatas, XD Besines :*

Topanga Lawrence dijo...

Jejejeje :)

El Buscador de Miradas dijo...

Topanga, yo le pondría Rock you, de Helix, muy apropiada para levantar el ánimo a la tropa. Te dejo aquí el enlace: http://www.goear.com/listen.php?v=6fcade6

Las interpretaciones de un texto son libres, dejan de pertenecerte en el momento que las publicas. Yo sé por qué la bella durmiente entró en coma y por qué se puso tan furioso el simio octópodo.

PD. Afeitada ganas mucho, Muajuajuajua.

Zenutria dijo...

¿Puedes hacer el favor de explicar este lío? O lo explicas o te ingreso

Topanga Lawrence dijo...

Qué heavy eres Buscador. Próximamente tu petición será satisfecha, Dios mediante (diría mi abuela).
Zenutria, estoy lista para que me pongas la camisa de fuerza. Me vendrán bien unas vacaciones pagadas. (: :)

Pele Ón dijo...

Era un príncipe tan feo, tan feo, que Cenicienta (ya se que no la bella durmiente, siento) se volvió a las 9.
He visto el título, iba a contar el chiste, he leído el cuerpo de la entrada, iba a no ponerlo, pero en un blog tan anárquico cabe todo.
Un abrazo.

Topanga Lawrence dijo...

Gracias, Pele Ón. Ese chiste tan malo me ha subido la moral; me sorprende gratamente que los míos tengan más gracia. :P

Por otro lado, he de decirte que la anarquía es solo aparente, pues mi blog es absolutista y en él se hace mi voluntad siempre. Cuando me ausento, es la oveja Zidane quien maneja el timón. :D

Un abrazo.

Publicar un comentario

Escríbeme. Es gratis.