martes, 17 de marzo de 2009

Un póster de Gilda y otros desengaños


video

Para darnos la chapa sobre las excelencias del neorrealismo italiano, del cual "Ladri di biciclette" (Vittorio de Sica, 1948) es uno de sus máximos exponentes, ya tenemos a los expertos en cine (véase Garci, El Hombre Que No Descubrió El Cue). Mi persona os acerca desinteresadamente una perspectiva deformada de la cinta para que os animéis a verla, en caso de que no lo hayáis hecho aún. Cuando tengo un drama entre manos no puedo hacer nada si no buscarle la comedia. Cuando tengo una tragicomedia entre manos soy completamente feliz. Y cuando soy completamente feliz enseño las tetas (así que no perdáis ojo al vídeo).